Hoy por la tarde hemos tenido la oportunidad de tener una oración de acción de gracias por los 36 años de servicio y entrega del padre Serafín en nuestro colegio. 

Un momento lleno de sentimientos y emociones donde la Palabra de Dios nos invitó a seguir creyendo en la esperanza y  valorar la vida. Escuchamos una canción que nos recordaba que nuestro destino es vivir dando lo mejor de nosotros mismos. Una elegía de Miguel Hernández fue recitada por una alumna de cuarto de secundaria en homenaje a nuestro compañero.

Seguimos en la tarea de la educación apostando por nuestro colegio. Gracias Serafín por tu ejemplo que nos hace fuertes.