Al igual que en años anteriores, nuestros jóvenes de J.M.V. participan en las convivencias organizadas por la asociación en diversos luegares.

En esta ocasión, nos desplazamos el pasado sábado, junto a los del grupo de Santoña hasta el colegio que las Hijas de la Caridad tienen en Polanco. A pesar del frío y la lluvia, pasamos una buena jornada trabajando, mediante juegos, el valor de este año, EL SERVICIO. 

Los chicos se volvieron con ganas de repetir la experiencia y sintiéndose parte de una asociación que supera los límites del centro.