Y así, aunque parece que no pasan los días, nos encontramos ya acabando la tercera semana de Cuaresma.

En esta ocasión han sido nuestros alumnos de 3º de E.P quienes nos recuerdan mediante sus dibujos el tema del Evangelio del Domingo pasado. Nos recuerdan cómo Jesús entró enfadado en el Templo de Jerusalén por ser utilizado éste como mercado y luegar de pecadores y asegurarles que Él podría destruirlo  y reconstruirlo en tres días, haciendo alusión a su muerte y posterior resurrección. Tenemos que leer entre líneas también para entender que nuestro cuerpo es templo de Dios y que nadie debe faltarlo al respeto, nadie ha de pegarnos, insultarnos, maltratarnos,... pues somos templos de Dios.