¿Qué es?

Juventudes Marianas Vicencianas  (J.M.V) es una asociación juvenil internacional perteneciente a la Familia Vicenciana que se distingue por ser 

     - Eclesial: asociación dentro de la Iglesia. Invitar a la participación en actividades de parroquias, diocesanas,..

     - Mariana: María es modelo: mujer creyente, orante, madre de la Iglesia, animadora de la Comunidad.

     - Misionera: todo bautizado es misionero, bien en nuestro propio ambiente o bien ad- gentes. A los jóvenes se les ofrece la posibilidad de ser formados y de ser     enviados a misiones ad-gentes en varias posibilidades (envíos de verano, envíos de varios meses, envíos de dos años, envíos permanentes).

     - Vicenciana: se sigue el modelo de S. Vicente de Paúl,  (seguir a Cristo y servir a los pobres y marginados de la sociedad).

     - Laica: aunque acompañados de los Padres Paúles y de las Hijas de la Caridad, es una asociación de laicos.

Los objetivos que persigue esta asociación con los jóvenes son: 

- Transparencia (pureza).

- Colaboración (humildad).

- Búsqueda de la voluntad de Dios (obediencia).

- Sensibilidad ante las pobrezas (caridad).

 

Dentro de nuestro país, la asociación se organiza en provincias canónicas

Dentro de cada provincia, se divide en diócesis y finalmente en centros. 

 

El proceso de formación de los jóvenes, proceso catecumenal, sigue las siguientes etapas:

Son miembros de pleno derecho, es decir, aquellos que pueden tomar decisiones, los que tienen entre 16 y 30 años. Cuando se pasa de treinta años se pasa a formar parte de la sección adulta que se organiza en comunidades. Además también hay  adultos que colaboran con la asociación pero que no forman parte de ninguno de los “grupos” anteriores y que son catequistas, acompañantes,...

 

Por último, señalar que dentro de JMV  se busca una formación completa de sus miembros, por lo que se ofrece formación en Tiempo Libre a través de JUMAVI (que es una escuela de tiempo libre) y de cursos que se imparten en la Escuela de Benagalbón; formación en misiones a través del CURSO DE FORMACIÓN MISIONERA (en el que se prepara a los jóvenes para ser enviados a misiones en verano, por varios meses, por dos años o en envíos permanente, aunque para estos dos últimos casos hay que hacer una formación mayor); formación en catequética y doctrina pastoral en que se imparte en la Escuela de Catequistas de Benagalbón.